Gorda

25/02/2014 en Doce Miradas

Ojalá fuese una mujer como los medios mandan.

 portadas varias

 

Ojalá un vientre plano, una piel tersa, cero celulitis.

Ojalá un pelo sedoso, un maquillaje perfecto que me dure 24 horas.

Ojalá unos pies que se adapten perfectamente a estos tacones imposibles.

Ojalá las curvas perfectas, ni muchas ni pocas.

Ojalá unas tetas bien puestas.

Ojalá un culo en su sitio.

Ojalá mi piel siempre hidratada, suave, como recién depilada.

Ojalá delgada.

Cuando tenga todo esto, cuando sea perfecta, cuando tenga los ojos azules… alcanzaré el cielo.

Persepolis

¿Exagerada?

metro madrid

Veamos ¿Cuántas veces al día tienes un pensamiento negativo sobre tu cuerpo? ¿Cuántos mensajes desde los medios de comunicación recibes al día diciendo que algo está mal en tu cuerpo? ¿Cuántas amigas escuchas que empiezan una dieta, que han engordado? ¿Cuántas veces has pensado en un poquito de cirugía? ¿Cuántas veces te miras al espejo y te ves “toda guapa”? ¿Cuántas veces has comido un trozo de tarta sin pensar que engorda?¿Cuántas veces te dices que “te has portado mal”? ¿Cuántas veces le has dicho a una mujer “qué  delgada, qué guapa”?

En mi caso MUCHAS. Demasiadas. En la vida real y en la cibernética. Enfrente de un pastel: “Uh! Un minuto en la boca y toda una vida en la cadera”. En una tienda de ropa: “¡no, nunca hemos tenido esa talla!”. En una comida de trabajo: “Puedo pedir cualquier cosa, porque estoy delgada”. Por mail “Ya me ha dicho mi madre que te ha visto y que has adelgazado”

NO es casualidad y lo peor: no es inofensivo. Ni siquiera es saludable. Es violencia. Violencia Simbólica. Tan sutil, tan sutil que no parece violencia.

Como nos explica Medicus Mundi en su recién estrenado estudio sobre la violencia simbólica:

“La violencia simbólica opera de forma que el cuerpo idealizado ejerce el papel de dominador sobre el cuerpo real y la percepción de este cuerpo real queda dominada de una manera natural y autoimpuesta por la persona.

 Acuñado por Pierre Bourdieu en los años 70, el concepto de violencia simbólica se utiliza para describir las acciones que de forma indirecta se utilizaban para imponer, entre otros constructos sociales, los roles de género y las relaciones de poder desiguales”

Las relaciones de poder desiguales. Aquí quería llegar yo.

¿Cuánto tiempo gastamos en estos pensamientos? ¿Cuántas cosas dejamos de hacer esperando a tener el cuerpo perfecto? ¿Cuánto dinero invertimos en estar perfectas?

Y lo mejor de todo ¿qué haríamos si no tuviésemos que preocuparnos de todo esto?

“Cada noche, sin falta, ella rezaba para tener los ojos azules. Había rezado con fervor un año entero. Aunque un poco descorazonada,  no había perdido la esperanza del todo. Lograr que ocurriese algo tan maravilloso como aquello requería mucho tiempo, muchiisimo.” Ojos Azules de Tony Morrison.

pensar que estás

 

Tengo los ojos marrones, a veces se ven verdosos, me brillan con intensidad cuando me apasiono.

He dejado de rezar para conseguir unos ojos azules.

Abandono esta lucha contra mi cuerpo y me comprometo a

no seguir ejerciendo violencia contra mis michelines, mis arrugas o mis canas.

¿podrán los medios y las marcas hacer lo mismo?

Ama de MI casa, imperfecta, reLOVEcionaria, cíclica… son algunas de mis etiquetas. Trabajo todos los días en desprenderme de todas para ser simplemente libre y feliz.

Últimas publicaciones de May Serrano (ver todas)